Beller Digital

Vuelta a la escuela tiene un alto costo para las familias

Patria Reyes Rodríguez
Santo Domingo

Iniciado el ciclo escolar, con la algarabía de los hijos listos para ir a clases, la felicidad de los padres adquiere un agudo cariz, aunque tal pasión sufre cambios al final de un levantamiento sobre el costo de útiles escolares, como libros de texto y uniformes, una hilera de artículos que, al recopilar sus precios, terminan dejando un embarazoso dolor de cabeza.

Cada año, a mediados de las vacaciones, empieza el problema para padres, madres, abuelas, abuelos y tutores, al tener de frente una lista de gastos requeridos para preparar a sus niñas y niños al inicio del año escolar.

Las listas de útiles requeridos para los niveles básico y el secundario muestran un promedio de costo alto para cualquier familia, ya que en el nivel inicial su precio promedio ronda los RD$15,000, siendo conservadores y eligiendo un colegio ubicado en los barrios de clase media baja o baja. Esta lista incluye libros, material gastable, uniforme, inscripción, mochila y lonchera.

Para un niño o una niña de nivel básico, el costo promedio de la lista ronda RD$22,185. Este es el caso de la joven madre Arlenys Stefani, que para preparar a su hija Sophia, que va al cuarto nivel de primaria, ha sido toda una odisea.

En el nivel secundario, preparar un hijo o hija para volver a clase puede representar un gasto para la familia de cerca de RD$30,000, en un colegio de cualquier barrio o ensanche, donde vive el mayor porcentaje de la población dominicana.

Padres y madres consultados por LISTÍN DIARIO, expresaron su indignación ya que afirman que cada nuevo año escolar las exigencias de los centros educativos privados son más altas y más costosas, y no existe una autoridad pública que ponga freno a esta situación que afecta a la economía familiar.

“Este año, con el presupuesto familiar, será imposible costear los útiles, tengo dos niñas en edad escolar inicial, pero todo está tan caro que hasta creo que este año no tendrán todo lo que solicita el colegio. Para poder cumplir con eso de la escuela tendremos que sacrificar otras cosas necesarias en la casa”, afirma José Guzmán.

A Aracelis Benett, igual que a Mildred Castillo y Heidy Jiménez, la impotencia se le refleja en el rostro.

Expresan que “es demasiado dinero. Cómo ellos piensan que las personas como uno, pobre, costeará eso, aparte de los demás útiles y uniforme. Están abusando. Nosotros no sabemos cómo vamos hacer, será comprar lo que uno pueda, pero todos los años vienen más caros y la gente se vuelve loca por eso. Yo me pregunto cómo una persona con el sueldo mínimo costeará eso, es imposible. Si me voy a Villa Consuelo quizás pueda resolver con RD$14,000”.

¿Qué hacen las familias para disminuir costos de útiles escolares?
Padres y madres consultados refirieron algunas iniciativas que han tomado para tratar de que los recursos le rindan lo más posible: Martha Gonzáles explica que recogió los libros del año anterior de sus dos hijos y se fue a la Duarte donde los vendió a negocios que compran libros usados, y allí mismo compró algunos de los que le pide el colegio. Explica que esto solo le alcanzó para comprar cinco de 15 libros que necesitan sus niños, “esto sin contar uniformes, zapatos, mochilas, inscripción, y hasta el forro de los útiles. En verdad que uno no sabe cómo hacer”.

Revela, como otra iniciativa que toman las y los tutores, la participación en ferias de intercambios de libros que realizan algunos colegios, donde padres y madres se ayudan mutuamente. También para ahorrar en la compra de uniformes, zapatos y mochilas acuden a las ventas de ropa usadas, las famosas pulgas o negocios de pacas, donde se pueden ahorrar hasta la mitad de lo que cuestan en las tiendas.

Lucia Hernández, abuela de tres adolescentes de 12, 15, 17 años, explica que aunque pudo inscribirlos en una escuela pública, ha sido difícil prepararlos, porque no trabaja y se sostiene de lo que le dan sus hijos.

Explica que va comprando poco a poco lo que puede, “en la medida en que consigo los pesitos”. Indica que cuando empiezan las clases, los niños van con los materiales que pueden y que en el transcurso del año le va consiguiendo lo que les falta.

En el caso de Rafael Sosa Polanco (nombre ficticio), padre de una adolescente y dos varones de ocho y seis años, su único apoyo es que en la empresa para la que labora, el departamento de Gestión Humana implementa un Programa de Ayuda Escolar, donde le facilitan, en calidad de préstamo, bonos escolares que le son descontados en ocho quincenas, con esto afirma que compra lo que puede y aunque ve menguados sus ingresos quincenales por cuatro meses, esta ayuda de la empresa le representa un gran alivio.

(+)
RECOMENDACIONES

1 Planifique con tiempo. Como se sabe que entre julio y agosto nos toca preparar nuestros hijos e hijas para volver a la escuela, empiece en enero a hacer un ahorro aunque sea pequeño para aliviar el momento de hacer las compras de los útiles.

2  Muchos padres y madres toman los libros viejos, los llevan a la Duarte donde existen negocios que compran libros usados, y los venden, con esto en esos mismos establecimientos les venden algunos de los libros nuevos que necesitan.

3 Compare con tiempo, los precios que ofertan los distintos centros comerciales, y busque donde estén más económicos.

4 Recicle materiales y útiles del año anterior que queden en buenas condiciones, como: tijeras, lápices de colores, gomas de borrar, lápices, libros de cuentos, etc.

5 Participe en las ferias de intercambio de libros que realizan los centros educativos.

6 Si cuenta con recursos muy escasos que no le alcanzarán para comprar todos los útiles, compre los más urgentes, lo fundamental para que su hijo o hija no pierda docencia.

7 Aproveche los especiales en el costo de las inscripciones que ponen algunos colegios entre marzo y mayo.

8 Reporte cada año sus gastos educativos a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) esto le aportará algunos recursos.

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Sotecomp 809-344-7777