Beller Digital

El gran escondite de Argenis Contreras

 
Carolina Pichardo
Santo Domingo

Desde octubre de 2017 el nombre de Argenis Contreras pasó a la lista de los buscados por las autoridades. El hombre está acusado de la muerte del abogado y catedrático universitario Yuniol Ramírez, cuyo cadáver fue encontrado en un arroyo de Manoguayabo, Santo Domingo Oeste encadenado a dos blocks el día 12 del referido mes.

Argenis es el único prófugo de los acusados. Por la muerte de Ramírez ya cumplen prisión preventiva el exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas, y otros dos.

El prófugo es a quien las autoridades acusan de ser autor material del hecho, y este jueves cumple 92 días en tierras internacionales.

¿Dónde está escondido?

Un rastro certero no se tiene del paradero de Contreras y las autoridades aun no dan una pista nueva.

Según los registros del Sistema de Migración de pasajeros, el hombre abandonó República Dominicana el mismo día del hallazgo del cuerpo de Ramírez, en el vuelo 0987 de American Airlines. Salió por el Aeropuerto Internacional Las Américas a la 1:56 de la tarde con destino a Miami, Estados Unidos.

Tras darse a conocer su escape, la procuradora fiscal titular de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, solicitó una orden de captura internacional para regresarlo al país, pero hasta ahora su perfil no figura entre los 16 dominicanos más buscados por la plataforma web de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Los parientes de Ramírez declararon hace algunas semanas que Argenis Contreras podría estar en Europa, en específico Holanda, donde, según informaron, tiene familiares cercanos, pero la versión no ha sido confirmada.

Contreras se ha desaparecido del mapa, al igual que su cuenta personal en la red social Facebook, en la que publicaba su vida “de alto nivel económico”, junto a fotos de viajes fuera del país, y que tenía abierta hasta mediados de noviembre, según certificaron reporteros de LISTÍN DIARIO.

¿Quiénes han sido capturados?

Están cumpliendo un año de prisión preventiva el exdirector de la Oficina Nacional de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas, en el Centro de Corrección Najayo-Hombres; el fiscalizador de la Gerencia Supervisión General de la institución, José Mercado Blanco (El Grande), quien fue enviado a la Penitenciaría Nacional La Victoria por el caso; mientras que el coronel y financiero de la OMSA, Faustino Rosario Díaz, lo cumple en Operaciones Especiales, en Manoguayabo (cárcel de la Policía).

Al empresario Eddy Santana Zorrilla, acusado de asociación de malhechores y corrupción le fue variada la prisión preventiva por cárcel domiciliaria durante un año.

De esa manera Argenis Contreras se convierte en el único de los involucrados por la Fiscalía de Santo Domingo que no ha enfrentado la justicia dominicana.

La extorsión y casos de corrupción dentro de la OMSA son dos de los tópicos que habrían provocado el asesinato de Ramírez, quien en diversas ocasiones denunció actos ilícitos en la institución, que justo después del crimen abrió una auditoría desde agosto de 2012 a octubre de 2017, período cuando Rivas la dirigía. Hasta ahora no se tiene fecha para dar a conocer los resultados de la investigación.

Diná Llaverías dijo que Rivas aceptó pagar cuatro millones de pesos a Ramírez, presuntamente para que el occiso guardara silencio.

A lo que Contreras y Mercado Blanco le adelantaron un millón de pesos al abogado para detener una acción judicial contra la OMSA.

Presunta conversación con (El Grande)

Días después de difundirse su participación en el asesinato, se filtró una conversación telefónica que supuestamente hizo Contreras con José Mercado Blanco, en donde decían que “si las cosas siguen como van, está todo perfecto”.

Además, según el audio, Contreras declaró que la única prueba que habría dejado en la escena del crimen era un celular “maquito”. “Ese es el único cabito suelto, pero tranquilo hermano que como van las cosas, mire, la vaina va perfectamente perfecta”, agregó.

Ramírez fue raptado el miércoles 11 de octubre de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en donde impartía clases, para luego ser asesinado. Días después del hecho las autoridades localizaron en Manoguayabo la camioneta en la que presuntamente cometieron el crimen.

El prófugo fue identificado como una persona agresiva, que siempre portaba armas de fuego y que no “barajaba un pleito”. Así consta en la declaración que dio Nelson Mejía Lantigua, gerente administrativo de la OMSA, a las autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional.

 

 

 

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Designed by Sotecomp 809-344-7777