Beller Digital

Agenda que unificó a la oposición se agota y ahora ¿qué sigue?

YANESSI ESPINAL

Las razones que unificaron a los partidos que hacen oposición al gobierno del presidente Danilo Medina ya se agotaron. Se unieron para evitar que repitieran los jueces del Tribunal Superior Electoral (TSE) y los miembros de la Junta Central Electoral (JCE), cosecharon éxito, pero todo ese proceso que generó presión al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y al gobierno, sale del escenario a casi tres años de las elecciones.

La unidad opositora comenzó el 9 de mayo del 2016, a seis días de las elecciones de ese año y la decisión sorprendió a muchos que cuestionaron la incapacidad de esos partidos para unificarse para participar en las elecciones de entonces.

Aunque las organizaciones aclararon que la unificación no tenía fines electorales de cara al 2020, es un discurso casi unánime de quienes siguen los acontecimientos políticos del país de que si no se unen difícilmente podrán vencer al PLD en las urnas en las próximas elecciones. De cara a esa posibilidad, el problema de los partidos de oposición es que los motivos que los unificaron ya se agotaron, pero los temas que los separan siguen vivos.

Los diez partidos reconocidos que integran el bloque opositor son el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Fuerza Nacional Progresista (FNP), Partido Revolucionario Socialdemócrata (PRSD), Alianza por la Democracia (APD), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Partido Humanista Dominicano (PHD), Dominicanos por el Cambio (DXC), Frente Amplio y Alianza País. Esas organizaciones juntas, en las pasadas elecciones, acumularon una votación del 38.26%.

Además, forman parte del conglomerado los proyectos políticos Opción Democrática de Minou Tavárez Mirabal y el Partido Socialista Cristiano, de Soraya Aquino. Sobre la despenalización del aborto y la migración haitiana tienen posiciones coincidentes de rechazo el PRSC, la Fuerza Nacional Progresista y el PQDC.

En una postura muy distante están el PRM, que apoya la despenalización del aborto en las tres causales que propone el Poder Ejecutivo y tiene planteamientos distintos sobre la migración haitiana y la sentencia 168/13. Con el PRM tienen posiciones parecidas el Frente Amplio, Opción Democrática y la APD. Alianza País, de Guillermo Moreno, no es dado a fijar posición fuera del tema de la corrupción y su rechazo a los partidos tradicionales.

De los partidos minoritarios de la oposición, el PQDC es de los que tuvo mejor rendimiento electoral en las pasadas elecciones, logró un diputado nacional y en el municipio Santo Domingo Este alcanzó el 10% de la votación municipal.

Ya ese partido, de Elías Wessin Chávez, salió del bloque. “La razón básica para reunirnos y mantenernos reunidos desde el 9 de mayo fue la necesidad de cambiar al TSE y la JCE. Al no crearse un mecanismo para continuar las reuniones sobre otros temas estratégicos la agenda se agotó”, expresó Wessin Chávez cuestionado sobre la situación actual del Bloque Opositor. Dijo que su partido decidió “una salida táctica temporal” del bloque para dedicarse a reorganizar sus estructuras a nivel nacional.

A pesar de que oficialmente el PRSC forma parte del Bloque de Oposición, más bien es el sector que controla el presidente de la organización, Federico (Quique) Antún Batlle, que con el regreso de los reformistas aliados al gobierno a esa organización, quedó en minoría y si pierde la presidencia en el proceso de renovación es casi seguro que ese partido termine fuera de la oposición, porque quedaría controlado por los aliados al PLD.

Los politólogos Belarminio Ramírez y Daniel Pou comparten sus puntos de vista sobre la situación actual del Bloque Opositor. “Ellos en cierta manera adelantaron la campaña electoral y eso fue un error. El momento se pone cómodo y fértil para el gobierno ya que la oposición se ha quedado sin temas”, expresó Ramírez.

Agregó que en términos de opinión pública no es políticamente inteligente enfocarse en temas que generan tendencias de opinión en lugar de generar opinión como resultado de una agenda de trabajo que genere interés social.

De su lado, Pou observa como incierto el futuro del bloque de partidos de oposición, sin embargo relaciona la posibilidad de una unificación de cara a las elecciones en función del candidato presidencial que escoja el principal partido que compone el conglomerado que es el PRM. “Si el candidato del PRM es Luis Abinader, esos partidos es posible que busquen una salida digamos que lo más racional posible para constituir un bloque en torno a la candidatura de Luis Abinader”, afirmó.

Agregó que si por el contrario, el candidato del PRM es Hipólito Mejía, es posible que surja una coalición con una tercera fuerza. “Eso llevaría a los pequeños partidos a un fracaso ya que ellos por si mismos difícilmente puedan agrupar un porcentaje de votos significativos”, reflexionó el analista.

La teoría del catedrático Pou toma fuerza si observa que en el proceso de unificación de los partidos de oposición, Abinader ha estado presente, e incluso participó en algunos de los encuentros y ruedas de prensa para fijar posición.

Por el contrario Mejía, nunca se ha visto cercano al grupo y de hecho recientemente declaró que a él no lo sienta nadie “a hablar con partidos que tengan dos gente, yo no tengo tiempo para eso, yo no pierdo mi tiempo en eso”.

Leonel atraería partidos del bloque opositor

La probabilidad de que el bloque de partidos de oposición continúe unificado con fines electorales también dependerá del candidato presidencial del PLD. Si es Leonel Fernández, es probable que algunos de sus integrantes pasen a respaldarlo. Podría ser el caso del PQDC y la Fuerza Nacional Progresista (FNP), este último partido rompió la alianza con el PLD por diferencias con el gobierno del presidente Danilo Medina, pero mantienen un discurso que se identifica con Fernández. El PQDC, también ha sido aliado del PLD en los gobiernos de Fernández, y salió del Estado por diferencias con el presidente Medina. En caso de que ocurra una nueva reelección del presidente Medina, es poco probable que esas organizaciones pasen a apoyarlo por el discurso crítico que han mantenido. El politólogo Daniel Pou consideró que hay que observar el camino que tomarán tanto el PRM como el PLD, porque de eso dependerá la actitud que puedan asumir los partidos de la oposición. “Soy de los que piensan que es poco probable que tanto el PRM como el PLD lleguen enteros a las elecciones del 2020, es muy posible que fruto de las luchas internas se generen divisiones”, vaticinó. En el PRM la lucha por la candidatura ya comenzó entre Hipólito Mejía y Luis Abinader, en el PLD el proceso va más lento, pero es cuestión de tiempo para que la lucha se intensifique.

Las reformas electorales un tema de la oposición 

Las reformas al sistema político y electoral que se discuten en el país, específicamente la ley de partidos y la reforma a la ley 175/97, es un tema que asumió también el bloque de los partidos de oposición, pero en realidad no le han puesto tanto énfasis como sí lo hicieron con la elección de los miembros de la Junta Central y los jueces del Tribunal Superior Electoral.

38.26%
Votación. En total, los partidos que hicieron la contra al PLD en las pasadas elecciones obtuvieron el 38.26% de los votos.

Minoría
Los partidos de oposición están en minoría frente al PLD y su bloque que acapara 15 de los 26 partidos del país.

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Sotecomp 809-344-7777