Beller Digital

Puigdemont declara la independencia de Cataluña y la suspende para dialogar

EFE
Barcelona (España)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que asume el “mandato del pueblo” para que “Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”, pero seguidamente ha propuesto “suspender los efectos de la declaración de independencia” para abrir la puerta al diálogo.

En su comparecencia ante el pleno del Parlament, en un discurso de cerca de media hora, ha evitado optar por la vía más directa a la independencia, en un intento de “’desescalar’ la tensión” con el Estado, un “gesto de generosidad y responsabilidad”, ha dicho, con el que espera “abrir un tiempo de diálogo”.

“Asumo presentarles los resultados del referéndum ante todos ustedes y ante nuestros conciudadanos, el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, ha aseverado Puigdemont, interrumpido al instante por aplausos de la bancada independentista de la Cámara.

Tras remitir los aplausos, y acto seguido, el president ha añadido: “Con la misma solemnidad el Govern y yo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas se emprenda el diálogo”.

En su intervención, que no ha sido aplaudida por los diputados de la CUP, molestos con la desaceleración que puede implicar el plan de Puigdemont en el camino hacia la independencia, el presidente catalán ha expresado su deseo de emprender “en las próximas semanas” un diálogo “sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”.

El planteamiento de Puigdemont es similar al que puso sobre la mesa el eurodiputado del PDeCAT, Ramon Tremosa, definido como la ‘vía eslovena’, y que implicaría una declaración de independencia y a continuación “suspender sus efectos” durante un tiempo para negociar un referéndum pactado con el Estado.

Puigdemont ha dicho que es el momento en el que la UE se debe “implicar a fondo” y ha indicado que existe “un ruego por el diálogo que recorre Europa”.

 

GOBIERNO ESPAÑOL NO ACEPTA VALIDEZ DEL 1-0
La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió ayer que el Ejecutivo no puede aceptar que se dé validez al referéndum del 1 de octubre ni que se constate por parte de nadie en el Parlamento catalán que la mayoría de los catalanes quiere un Estado independiente.

En una comparecencia en La Moncloa, sede de la presidencia del Gobierno de España, Sáenz de Santamaría ha acusado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, de haber sumido a esta comunidad autónoma en “su mayor nivel de incertidumbre”, con un discurso de alguien que “no sabe dónde está, a dónde va ni con quién quiere ir”. Y ha advertido que Puigdemont no puede pretender imponer una mediación porque el diálogo sólo es posible si se respetan las reglas del juego.

La vicepresidenta ha informado de que el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha convocado para mañana una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros a fin de estudiar la respuesta a lo acontecido hoy en el Parlamento catalán.

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Sotecomp 809-344-7777