Beller Digital

Club Los Mina 47 años de deporte y cultura

Freddy Tapia
Santo Domingo

Desde febrero de 1970, Los Mina ha contado con una institución que de lunes a lunes ha fomentado la práctica del deporte, la educación, la cultura, y que tiene como principales cartas de presentación a los inmortales Víctor Hansen y José –Maíta– Mercedes.

Se trata del Club Los Nómadas, que como la mayoría de sus pares surgió para contrarrestar la represión de la época utilizando como principales espadas actividades tan integradoras como las deportivas y culturales. La educación llegó tres años después en el traspatio de la cancha dura que había sido construida en 1965, tras el cese al fuego de la Revolución de Abril.

Posteriormente, la misma fue compartida con Los Coloides y en su traspatio abrieron una pequeña escuela con el nombre de Rafael de la Rosa Lara, en honor a uno de sus fundadores, asesinado a pocos meses de inaugurarse el club, y que hoy imparte docencia a poco más de mil estudiantes en los niveles primarios, secundarios y básica.

Nómadas y Coloides dejaron atrás sus diferencias y enviaron una señal de unidad al fusionarse en 1981, creando el Club Los Mina, a los fines de brindar un mejor servicio a la colectividad.

Eran los tiempos de ¡Deportes sí, drogas no!, una exclamación con la que se pretendió hacerle frente a la irrupción de nuevos vicios que comenzaron a llegar de Estados Unidos y Puerto Rico, principalmente.

“Desde entonces hasta la fecha hemos contribuido grandemente al desarrollo deportivo, educativo y social de este barrrio desde el club”, afirma Tolben Jáquez, presidente histórico del mismo.

“A partir de ahí, nosotros seguimos avanzando y ya es mucho lo que hemos logrado.

La integración de la niñez y la juventud en este espacio es constante y permanente todos los días, con sus altas y sus bajas, obviamente”, manifiesta para luego resaltar que Roberto Abad, Jesús –Chu– Mercedes y Héctor –Fabiolo– Reynoso también son prominentes hijos del club. Su relación con la comunidad ha sido tan buena, que de distinta manera ésta le ha dado la energía necesaria para que prosigan la obra, contribuyendo con lo que pueden, ya sea aportando plomeros, ebanistas, pintores, electricistas y de otros oficios.

Jáquez afirma la delincuencia pone Estado entre las cuerdas
Tolben Jáquez lanzó una clarinada que no fue bien vista por el movimiento clubístico en septiembre del 2004, cuando advirtió que la delincuencia, la drogadicción y otros males sociales que corroen a la juventud, le estaban ganando la carrera.

“Estamos perdiendo el pleito”, admitió en un trabajo publicado en portada por este diario el siete de septiembre de ese año.

“Al Estado Dominicano la delincuencia lo tiene en la cuerda floja”, subrayó el veterano dirigente clubístico.

A manera de ejemplo, trece años después, señala que la pasada semana fueron asesionados siete policías.

“Eso quiere decir que hay una avanzada donde ni la policía tiene la cabeza firme sobre sus hombros”, enfatizó Jáquez. “Y entonces, que le dejan al ciudadano común, a los clubistas, que en los años del 70 enfrentaban a los delincuentes de sus barrios a capa y espada porque teníamos unos principios que defender”?

Apuntó que en esos convulsos años enfrentaron a la tristemente recordada “Bandá Colorá” con más acciones integradoras en el deporte, la educación y la cultura “porque teníamos unos principios, una niñez y una juventud que defender”.

Apoyo de intelectuales
Declaró que en las mismas contaban con el apoyo de intelectuales de renombre, como el poeta Pedro Mir, Narcisazo González, Jimmy Sierra, así como de los cantautores Ramón Leonardo, Chico González.

“Teníamos el apoyo de unos intelectuales, de unos ciudadanos que estaban dispuestos a contribuir para fortalecer la acción juvenil en lo cultural, en lo deportivo, en lo social y nos dieron formación de sacrificio”, apuntó.

Consideró que el Estado Dominicano debe refundarse a los fines de colectivizar la acción política empoderando a las organizaciones de base, como clubes, asocioaciones deportivas y junta de vecinos.

“Los clubes y las juntas de vecinos, que pueden hacer mucho, tienen que retomarlos y fortalecerlos con acciones que no sean politiqueras”, consideró.

Dijo que los políticos, incluidos senadores, diputados y regidores –o aspirantes– son los que reparten las fundas navideñas, las mascotas escolares y hasta las habichuelas en Semana Santa.

Indicó que los partidos, que reciben millonarias ayudas para sus permanencias como tal, lo politizan todo y excluyen las organizaciones de base.

“Los clubes no tienen barrilitos, cofrecitos ni tienen fondos”, sostuvo Jáquez, quien ha estado vinculado al movimiento en 50 de sus 64 años.

Consideró que los clubistas tienen que hacer conciencia que deben hacerle mayor exigencia al Estado para para que destine recursos suficientes a los fines ellos continuar con su cruzada de fomentar el deporte, la cultura y la educación.

COMUNIDAD COOPERA
“Recuerdo yo que cuando la constituimos,la Sociedad de Padres y Amigos de la escuela la mantuvo. Ellos la pintaban, ponían su mano de obra en las labores de electricidad, de plomería y todavía lo hacen, todavía nos dan la mano cuando se lo requerimos”, declara el veterano dirigente clubístico.

Asimismo, Tolben se quitó la boina para rendir tributo a los maestros Carlos Dreifu Peña, quien fue su primer director; José Mateo González y Juan Bautista, fallecidos, así como a Cruz Durán e Hilario Jáquez, quienes impartieron docencia de manera gratuita y vinieron a cobrar su primer chequecito en el 1978, gracias a las gestiones realizadas por Leonardo Matos Berrido, a la sazón secretario de Educación del gobierno presidido por Joaquín Balaguer.

Destaca también que el siempre bien recordado Pedro Pablo Osorio (“Bomba”), también sin costo alguno, puso a disposición del club su talento y creó grupos de teatro, bailes folclóricos que aún hacen eco en distintos escenarios. Esa labor ha sido continuada por Roberto Núñez.

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Sotecomp 809-344-7777